top of page
  • Foto del escritorVivewuada

guadalajara y su pasado industrial

Actualizado: 23 ago 2023

¿Has oído hablar alguna vez del término turismo industrial?


En los últimos años hemos visto un auge del llamado turismo industrial que ofrece una mirada distinta sobre nuestro pasado entorno a las antiguas industrias y nos enseñan como un lugar concreto se desarrolló entorno a ellas en términos económicos y sociales.


Este tipo de turismo pone en valor un patrimonio que no tenemos en el imaginario como tal. Hasta hace poco: las fábricas, minas, salinas, manufactureras, etc no tenían atractivo turístico como para contar su historia poniendo en valor los procesos productivos antiguos, la vida de la gente a su alrededor, su desarrollo urbanístico y como se ha modificado el territorio a través de ellos.


Además estas actividades están asociadas a antiguos oficios que ya han desaparecido o están a punto de hacerlo debido al desarrollo industrial actual.


A través de las visitas guiadas interpretadas lo que conseguimos en concienciar sobre la importancia de la memoria histórica, cultural y enmográfica luchando para que dichos oficios artesanos no caigan en el olvido.




Debido a la ubicación estratégica que tiene Guadalajara tuvo un pasado industrial muy importante, el cual refleja la riqueza y esplendor que tuvo la provincia del que ya sólo quedan resquicios, aunque bien es cierto, que existen algunos casos de éxito de patrimonio industrial recuperado como son las Salinas de San Juan, en Saelices de la Sal. Si paseas por la provincia podrás encontrar:


Baides y su estación del ferrocarril todavía activa. En el SXIX se inaugura esta estación con el tramo Jadraque-Medinacelli de la línea Madrid-Zaragora. El pueblo se desarrollaría entorno a esta estación trayendo mucha bonanza. Más tarde, en 1941 nacionalizaron

el ferrocarril y entraría a formar parte de RENFE. De aquella época todavía podemos ver un edificio de viajeros conservando su señalización original, un depósito de locomotoras de vapor con el depósito de agua elevado y el museo del ferrocarril al aire libre.




Hiendelaencina nos muestra su pasado entorno a las minas de plata que pone de manifiesto su desarrollo minero con gran relevancia a finales del SXIX y principios del SXX. A este municipio perteneciente a la desconocida arquitectura dorada de Guadalajara llegó su descubridor, Don Pedro Esteban Górriz, el cual, encontró yacimientos de plata en 1844 que rápidamente convertiría en minas. En poco tiempo inscribió las minas de Santa Cecilia, Suerte y Fortuna. Gracias a las minas argentíferas su población pasó de 200 habitantes en 1844 a 5000 en 1857 entre los cuales se encontraban médicos, mineros, albañiles, comerciantes, boticarios, etc.





La Real fábrica de paños en Brihuega llegó a ser uno de los ejemplos más relevantes de arquitectura industrial del siglo XVIII en España. Fue una construcción que albergaría toda una ciudad aunado a técnicos, artesanos, hilanderas y máquinas. En octubre de 1750 es inaugurada por Fernando VI y en menos de 365 días la Real Fábrica había superado todas las expectativas de producción. Las técnicas mejoraban año tras año, llegando en todo su esplendor en 1757 a tener 33 telares y 100 personas trabajando entre hilanderas, aprendices, canileros y personal directivo.





La Hispano Suiza inaugurada por los reyes de España en 1920 y solicitada por Alfonso XIII a Damián Mateu para garantizar el suministro de coches, camiones y motores de aviación para el ejército español. La nueva sociedad se había constituido en 1917 con el nombre de "La Hispano, Fábrica de automóviles y material de guerra, Sociedad Limitada". En ella se fabricaron unos pocos automóviles económicos que no incorporaban la bandera de Suiza en el escudo, como el modelo "Guadalajara" pero sobre todo se construyeron camiones para uso civil y castrense, cañones y material militar. Durante ese periodo también se produjeron algunos vehículos acorazados de combate y se creó además una sección independiente destinada a la construcción aeronáutica, la Hispano Aircraft, que llegó a contar con aeródromo propio.




Estos son sólo algunos ejemplos en la provincia de Guadalajara de este tipo de turismo. No nos gustaría dejar atrás todas las salinas de interior que tiene Guadalajara como las salinas de Imón, de Rienda, de San Juan, de Aramallá y sin fin más que les guardamos un post especial sólo para ellas.


Es nuestro deber recuperar, mantener, enseñar y conservar todas esas industrias que un día fueron parte primordial del desarrollo, de la vida de las personas y de los lugares a los que pertenecemos.

Sin ese pasado no podríamos entender el presente.




Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page